Mudarse con una mascota

Mudarse con una mascota

Como parte de la familia, tu mascota también necesitará que la ayudes a pasar el período de transición de una casa a la otra. Como sabes, los animales sienten el normal estrés bajo el que estás cuando estás a punto de mudarte.
Además de los consejos generales para la mudanza que ya mencionamos, aquí quisiéramos darte algunas ideas prácticas para alivianar este proceso para tu gato o perro.

Es importante mantener las rutinas a la que tu mascota está acostumbrada, paseos, horarios de comida, etc. Si tienes un perro, y te mudas a un lugar cercano, puedes llevarlo a pasear por el vecindario nuevo para que se familiarice de a poco.
Otro detalle importante para mantener us rutina es almacenar la suficiente cantidad de su alimento regular como para que dure varias semanas en su nuevo hogar, esto amortiguará el cambio y sus potenciales efectos en su salud.

En cuanto a lo más práctico, te recomendamos que tengas al día sus vacunas, y tengas organizados todos los certificados de vacunas e informes del veterinario, y su seguro médico. Recuerda de de llevarlo al veterinario en los días previos para asegurarte de que esté en buena salud, especialmente si lo llevarás en avión, y/o te mudas a otro país, es cuyo caso puede que necesites también un certificado que lo acredite.

Ponles un microchip: ahora es el momento de hacerlo si aún no lo has hecho.

Ten fotos de tu mascota a mano (en digital o impresas) por si se pierde y necesitas publicar una imagen para que pueda ser identificada.

Identifica de antemano el veterinario más cercano a tu nueva dirección, y actualiza su chapa de identificación.

Si vas a mudarte en coche y vas a tener un viaje largo, no olvides reservar un hotel, si necesitas pasar la noche en uno, que admita mascotas.

Si vas a llevar tu mascota en avión, intenta comprar un vuelo directo. Averigua qué tipo de contenedor necesitarás para transportarla, y las reglas específicas de la aerolínea que hayas elegido. Por lo general sólo aceptarán mascotas de más de ocho o más semanas de edad.

Si te mudas a otro país, deber investigar cuáles son las regulaciones, permisos y vacunas que necesitará en el nuevo país. Quizás deba estar en cuarentena al llegar, así que debes organizarte para ello de antemano.

 

El día en que te mudes, para que tu mascota no se desoriente, intenta tenerla apartada del ir y venir del transporte de cajas, lo mejor es que permanezca en un lugar cerrado donde tenga su alimento y agua, para que no escape. Quizás necesites pedir ayuda a algún amigo o familiar que lo cuide durante el día, o puedas contratar un profesional que lo haga.

Una vez que hayas llegado primero busca un lugar seguro donde ubicar a tu mascota, que no pueda escapar, puede ser una habitación o baño, de nuevo, con su alimento, agua y juguetes si es necesario e intenta también colocar algún elemento que le huela familiar. En cuanto tengas tiempo, acompaña a tu mascota a explorar de manera segura el nuevo lugar. Es possible que debar supervisar a tu mascota durante varios días hasta que se acostumbre, en especial si tienes un gato.

Al principio, sácalos a pasear brevemente y ve incrementando los paseos lentamente.

En el Reino Unido, hay una vieja leyenda: si pones mantequilla en las patas del gato, se sentirán como en casa. Puede haber una razón científica, ya que los gatos se lamerán, y esto sólo lo hacen cuando se sienten seguros.

Es normal que los animales se comporten de manera distinta e incluso problemática al ser trasladados a un nuevo entorno, así que deberás tener mucha paciencia con ellos y, tal como lo has hecho en los días anteriores a la mudanza, es importante que en los días posteriores te esfuerces por mantener la rutina alimentaria y de ejercicio que tenían, y por supuesto, en todo proceso tu mascota va a necesitar muchas muestras de afecto para que se sientan mas seguras y cómodas. Dales mucho cariño; ellas se adaptarán más rápidamente y así harán que tú también te sientas en casa más pronto.

 

2019-11-01T07:56:03+00:00 Moving To: Sin categorizar|